Sábado 19 de Octubre

Un Cerebro más Fuerte

¿Tiene alguna relación con el ejercicio?

Octubre, 2016.

La demencia, incluyendo la enfermedad de Alzheimer es una epidemia mundial y uno de los más retadores problemas de salud pública del siglo 21. Hoy en día, más de 44 millones de personas en todo el mundo viven con esta condición y se estima que este número se duplicará a partir del 2030.

En Costa Rica, un estudio de prevalencia realizado por la Caja Costarricense de Seguro Social muestra un 4.1% de demencia y un 8% de deterioro cognitivo leve. Esto representa cerca de 25mil personas en la actualidad con esta condición y 50mil más en riesgo de padecerlo.

Como dato preocupante, se sabe que, el 80% de los pacientes con diagnóstico de deterioro cognitivo leve, desarrollará la enfermedad de Alzheimer después de aproximadamente 6 años.

El ensayo SMART (Estudio de Salud Mental y Entrenamiento de la Resistencia) dirigido por el Dr. Mavros en la Universidad de Sydney en Australia y publicado en Journal of American Geriatrics, quiso estudiar la relación entre la actividad física y la función cognitiva. Para esto examinó a 100 adultos mayores que viven con deterioro cognitivo leve entre 55-68 años de edad.

El estudio consistió en aplicar un programa de ejercicios de resistencia (incluyendo levantamiento de pesas) y entrenamiento cognitivo computarizado y se comparaba con el grupo de control. El estudio encontró que, el aumento gradual de la fuerza muscular a través de actividades como levantamiento de pesas mejora la función cognitiva.

Se observó que las actividades de entrenamiento cognitivo no producen mejoras cognitivas, sin embargo, el estudio demostró una relación proporcional entre la mejoría en la función cerebral y la mejora de la fuerza muscular.

Estudios anteriores han demostrado un vínculo positivo entre el ejercicio físico y la función cognitiva, sin embargo, esta es la primera vez que un estudio proporciona información sobre el tipo, la calidad y la frecuencia de ejercicio. El autor señala que: “la clave está en asegurarse de realizar entrenamiento de resistencia mínimo dos veces por semana, con una intensidad alta, de modo que se maximice la ganancia de fuerza, esto traerá el máximo beneficio a su cerebro”.

Así que, no lo dude más, ¡realice actividad física!, ya que, músculos más fuertes conducen a un cerebro más fuerte.

Ver fuentes del artículo
comments powered by Disqus