Lunes 24 de Junio

Virus Zika

Posible vínculo con la microcefalia

Dra. Melissa Murillo Badilla

El mosquito Aedes aegypti, además de ser vector del dengue y la chikunguña, trasmite el virus de Zika que provoca una enfermedad viral caracterizada por fiebre, dolor de cabeza, dolores corporales, conjuntivitis no purulenta y manchas rojizas en la piel. Los síntomas se manifiestan entre tres a doce días después de la picadura del mosquito vector. Inclusive, algunas personas no presentan síntomas del todo.

Desde febrero del 2014, nueve países de América han confirmado la presencia del virus zika en su territorio. Estos países son México, Guatemala, El Salvador, Colombia, Brasil, Surinam, Venezuela, Paraguay y Chile. Sin embargo, en el 2015 se ha observado un incremento de casos de virus Zika en Brasil.

En octubre del 2015, el Centro Nacional de Enlace de Brasil notificó el incremento inusual de recién nacidos con microcefalias. En 2000, la prevalencia de la microcefalia al nacer en Brasil fue de 5,5 casos/100.000 nacidos vivos y en 2010 de 5,7 casos/100.000 nacidos vivos. Pero hasta noviembre del 2015, se registró un incremento de veinte veces la tasa de nacidos vivos con microcefalia (99,7/100.000).

El 17 de noviembre del presente año, se confirmó la presencia del virus Zika en dos mujeres embarazadas cuyos fetos habían sido diagnosticados con microcefalia y  el 28 del mismo mes, se volvió a detectar el virus en la sangre de un bebé con microcefalia y otras anomalías, que murió. A partir de este momento, la Organización Mundial de la Salud (OMS), ha emitido una alerta epidemiológica contra el virus Zika, pues existe una posible relación con la microcefalia y otras enfermedades congénitas.

Es importante mantener esfuerzos por implementar estrategias de control contra el mosquito Aedes aegypti y evitar el embarazo en las áreas de mayor contagio con el virus Zika, en Brasil. Aparentemente, el mayor riesgo por contagio a embarazadas se produce en el primer trimestre de gestación. Pueden presentarse síntomas o del todo no, sin embargo la infección sí perjudica al bebé. 

comments powered by Disqus